¿En qué consiste esta propuesta?

Cuando nuestros hijos se incorporan al sistema escolar adquieren la condición de alumnos y se convierten en protagonistas de un intenso proceso de aprendizaje orientado al desarrollo de capacidades y destrezas intelectuales, manuales, físicas, emocionales y sociales, así como a la incorporación de normas, valores y hábitos de estudio.

Nuestro objetivo como institución educativa es que nuestros alumnos reúnan las condiciones que les permitan incorporarse a la sociedad como ciudadanos responsables, integrarse eficazmente en los ámbitos profesional y académico y construir una sólida red de vínculos familiares y afectivos.

Como padres y educadores aspiramos a que nuestros jóvenes sean capaces de imprimirle un sentido a sus vidas y que estén preparados para desenvolverse ante situaciones problemáticas y escenarios conflictivos desde una posición de solidez emocional e intelectual, recurriendo a conocimientos generales y específicos así como al empleo de herramientas tecnológicas cuando sea preciso.

Ante tan ambiciosas metas es pertinente preguntarnos si nuestros hijos reúnen las aptitudes necesarias para afrontar estos desafíos. En el proceso de aprendizaje se ponen en juego capacidades que suelen darse por sentadas y que no son objeto de una preocupación específica por parte del sistema educativo.

Desde el espacio que denominamos “Técnicas de Estudio y Aprendizaje” pretendemos cubrir esta falencia, proponiéndonos el objetivo de promover en nuestros alumnos el desarrollo de las capacidades y aptitudes que les permitirán desempeñarse eficazmente en las distintas instancias del proceso de aprendizaje escolar.

Nuestra aspiración es brindarles a sus hijos lo que concebimos como un verdadero entrenamiento para el aprendizaje escolar.